Rubalcaba es genial

Alfredo Pérez Rubalcaba, ministro de interior.
Martes, 13 de marzo de 2007.

En su comparecencia en el congreso para explicar la decisión de excarcelar al terrorista De Juana Chaos, autor de 25 asesinatos, después de que este chantajeara a toda la sociedad española con una "huelga de hambre", Rubalcaba dijo lo siguiente:

"El Gobierno ha neutralizado el chantaje de De Juana".

Y se quedó tan pancho. Acto seguido dedicó una hora entera a criticar y a insultar al PP, así, en general, para cumplir con la "normativa" socialista. El PSOE debería haber puesto en su programa electoral que lo único que iba a hacer bien era humillar e insultar al PP y, junto con ellos, a sus votantes, algo así como 4 millones de peperos fachas, como les llaman los socialistas.

¿Hace falta explicar que cuando se cede a un chantaje, no se "neutraliza", sino que se CEDE? Para el ministro de interior esto no ha sido más que otra ocasión para mostrar el dominio de la demagogia de la que alardea en cada declaración.

Lo más gracioso de todo es que, habiendo sido convocadas manifestaciones con el clásico SMS socialista "pásalo" (contra la guerra de Irak, contra el PP en su propia sede después del 11-M, etc..) ahora dice que:

"Jamás sacaría a la gente a la calle para protestar contra una decisión del Gobierno".

Parece que a los socialistas se les ha pegado la poca memoria del ex-presidente socialista Felipe González.

2 comentarios:

Acabaos y Genios dijo...

Es tan increible todo lo que está ocurriendo que no sé como te atreves a vivirlo a diario en tu blog, tienes que pasarlo mal :P tienes que tener un cubo al lado para vomitar por estar tan al tanto de la actualidad. Espero que dentro de unos años el gobierno cambie de nuevo, pero está vez que no sea por unas bombas.

Saludos y buen blog!

lola dijo...

La memoria historica es muy selectiva. Sufre lapsus frecuentes de lo reciente y selecciona o, mejor dicho, secciona los sucesos de un hecho tan doloroso para todos como la guerra civil. Esta claro que la demagogia y apelar a ciertos sentimientos les sale rentable. Aun mas relacionarlos con una realidad española actual que no tiene nada que ver con su retocada visión. Quiza se estan cambiando las tornas y los que defienden la verdad y la libertad de expresión no son su derecha imaginada sino una oposición actual y coherente.